Header Expomin 2016 Prensa

Categoría: Información del Sector, Noticias Feria

Señales de recuperación de la minería marcan positivas perspectivas para la industria

El precio del cobre en el último tiempo ha reactivado los proyectos mineros que permanecían estancados, debido a una mejor expectativa del valor del commodity que ha llevado a la industria minera a realizar operaciones que sean más eficientes y rentables por medio de fuertes planes de costos y de una nueva oleada de inversiones.

El positivo aviso lo hizo la minera Collahuasi, la cual hace algunos días ingresó a trámite ambiental un proyecto por US$ 302 millones para poder realizar obras complementarias que le permitan asegurar su capacidad autorizada.

Otra entidad que ha comenzado a hacer algo similar es Codelco, ya que está rediseñando iniciativas para hacerlas de forma más modular.

A su vez, BHP también rompió el silencio sobre nuevas inversiones mineras de cobre, ya que se aprobó la construcción de una planta concentradora en Spence, lo cual se transforma de paso en el primer anuncio de una gran inversión de una minera privada en Chile en 5 años.

Lo anterior comienza a delinear un panorama de positivas perspectivas para la industria minera nacional, escenario en el que, si bien las empresas son aún cautas, ya están planificando una reactivación del sector.

El vicepresidente de Cochilco, Sergio Hernández, sostiene que a pesar que las empresas aún están cautelosas con el alza del precio del preciado metal, “han aprendido a tomarse las cosas con calma y planificar a largo plazo”.

Sergio Hernández, Vicepresidente de Cochilco.

“Lo que sí podemos afirmar, es que se ha retornado la confianza por una perspectiva de mejoría en el precio”, precisa.

En ese sentido, Hernández explica que “las iniciativas que estamos viendo recientemente buscan, primero, optimizar las operaciones actuales; y, posteriormente, desarrollar proyectos no solo de menor Capex, sino más armónicos con la volatilidad de los precios y de la estructura actual de oferta y demanda”.

Por su parte, el ex ministro de Minería, Hernán De Solminihac, asegura que “los primeros que van a aparecer son las ampliaciones, de mejoras en las producciones actuales y después cuando el mercado ya aclare sus perspectivas futuras, se van a ver proyectos más grandes todavía”.

En cuanto a la reactivación de la industria minera, De Solminihac sostiene que se necesitan varios factores, entre los que se encuentra el precio del cobre, pero también las condiciones locales que tiene el país y las condiciones particulares que tengan las empresas y los inversionistas.

“Entonces, el precio ya está avanzando en una línea interesante y, en cuanto a la demanda, se ve que China sigue bastante fuerte, por lo que hay una perspectiva interesante”, menciona.

Hernán De Solminihac, ex Ministro de Minería.

Por su parte, el gerente de Estudios de Sonami, Álvaro Merino, explicó la importancia de este incremento en el valor del commodity, afirmando que “la minería, a través del precio del cobre contribuye significativamente al financiamiento fiscal”.

“Así, por ejemplo, por cada centavo de dólar promedio anual que aumenta el precio del cobre, aumentan las exportaciones en alrededor de 125 millones de dólares y aumenta en financiamiento fiscal en 60 millones de dólares que corresponden precisamente a los excedentes de Codelco y a la tributación de la minería privada”, mencionó.

Además, el ejecutivo cree que para 2018 habrá un aumento importante en la producción minera impulsada fundamentalmente por el cobre “que crecerá en forma relevante respecto del año 2017, debido a una baja base de comparación y a la recuperación de la producción de Escondida, principal yacimiento de cobre de Chile y del mundo, estimándose un incremento en la producción de cobre del país en torno a 7%”.

Álvaro Merino, Gerente de Estudios de Sonami.

A su vez, el presidente ejecutivo del Consejo Minero, Joaquín Villarino, afirma que los proyectos mineros se evalúan a largo plazo, por lo que el aumento del valor del cobre en las últimas semanas no debería afectar el desarrollo de estos, debido a que se tienen considerado los valores tendenciales del metal.

“Como Consejo Minero estimamos que el precio actual del metal se debe a algo más bien circunstancial, debido a que está justificado por cifras recientes del crecimiento de China, un dólar más débil y por algunos inconvenientes en la oferta. Evidentemente si este fenómeno se consolida, lo más probable es que se revalúen algunos proyectos que hoy están postergados. De todas formas, mantenemos la cautela y nuestras proyecciones, principalmente porque no vemos que existan cambios estructurales que justifiquen modificaciones relevantes”, asegura.

Joaquín Villarino, Presidente Ejecutivo del Consejo Minero.

Zona central como polo de desarrollo minero

Al incremento del precio del cobre, que ha permitido reactivar la actividad minera, también hay que sumarle el motivo que las mineras están apostando a la zona central del país para iniciar exploraciones.

Así, grandes compañías han solicitado recientemente permisos para llevar a cabo trabajos en la Región del Maule, cerca de ciudades como Curicó, Talca o Molina, sin dejar de destacar que el principal potencial se encuentra entre Coquimbo y la Región de O’Higgins.

En la página del Poder Judicial, la empresa Freeport ha pedido numerosas concesiones de exploración en la zona de Curicó, en un área llamado Valle Hermoso, como también permisos en Molina.

Junto a Freeport, otras compañías como la japonesa Pan Pacific Cooper, que es controladora de la mina Caserones, también han solicitado autorizaciones para exploraciones en las cercanías de Talca.

A juicio del presidente de la Sonami, Diego Hernández, “todo indica que la zona central del país tomará un rol relevante en el futuro desarrollo de la minería”.

“En las regiones Quinta y Metropolitana se podrían obtener recursos que ascienden a 200 millones de toneladas de cobre fino”, explica el timonel de la Sonami.

Diego Hernández, Presidente de SONAMI.

Mejor precio del cobre influye en mayor empleo y aumento de sueldos

A pesar que las empresas siguen con cautela el devenir del precio del cobre y que aún existe incertidumbre, las cifras de empleo y remuneraciones del rubro revelan una mejoría.

Así se desprende del levantamiento que hizo la Sonami y que se basó en el último informe del INE correspondiente al trimestre mayo-julio de 2017, debido a que se revela que la ocupación en el sector minero se ha incrementado en un 8,3% durante los últimos cinco meses, ya que en enero pasado llegaba a las 193 mil personas, mientras que en la última medición la cifra alcanzó los 209 mil trabajadores, lo que representa un aumento de 16 mil nuevos puestos de trabajo.

Además, tomando adicionalmente datos de la Superintendencia de Pensiones, los sueldos imponibles de la minería aumentaron en un 9,9% en la última medición correspondiente a junio del presente año, comparado con el dato anterior de marzo de 2017.

Para Álvaro Merino, “lo importante de estos datos es la señal, en el sentido que hoy este sector está generando más empleos que a comienzos de año y con mayores remuneraciones. Esperamos que esta tendencia continúe en los meses venideros”.

En ese sentido, resalta el efecto multiplicador del empleo minero, por cuanto por cada empleo directo en este sector productivo se generan 2,5 a tres empleos indirectos, lo que significa que “la contratación de trabajadores se manifestará con fuerza en el sector minero una vez que se reactive la inversión”.

Innovación tecnológica

Otro de los aspectos relevantes necesarios para el desarrollo minero en los próximos 30 años es la construcción de soluciones innovadoras, generación de conocimiento, capacidades y aplicación de nuevas tecnologías.

Diego Hernández dio a conocer recientemente el documento “Fundamentos y Desafíos para el Desarrollo Minero”, el cual contiene un conjunto de propuestas para el fortalecimiento y competitividad de la industria.

Sin embargo, el documento también plantea que para mantener e incrementar el aporte de la minería al país se deben enfrentar nuevos desafíos que se relacionan con aspectos operacionales como la minería subterránea por agotamiento de los recursos a rajo abierto, la mayor utilización de agua de mar, uso de energía renovables no convencionales y otros métodos que permiten operaciones más eficientes.

Chile posee todas las condiciones para potenciar la industria minera como el principal motor de innovación tecnológica y generador de encadenamientos productivos de la economía debido a su escala, su localización, demanda de bienes y servicios, por lo que para lograr dicho cometido se requiere potenciar y focalizar la investigación aplicada a las problemáticas mineras, fortalecer las capacidades del I+D+i en minería y propiciar el desarrollo de proveedores intensivos en conocimiento y tecnologías.