Header Expomin 2016 Prensa

Categoría: Información del Sector

El Cobre en la Vida Actual

Gracias a la capacidad de evitar la aparición de hongos, malos olores, irritaciones e infecciones, hoy incluso encontramos calcetines hechos con fibra de cobre.

El cobre es muy importante para enfrentar los grandes desafíos que impone el estilo de vida actual. y ha sido un recurso vital para el crecimiento de Chile. Hoy podemos destacar su uso en la construcción, el área de la salud y cuidado del medio ambiente, además su gran relevancia para el desarrollo tecnológico.

Varios centros de salud pública y privada del país han incorporado el cobre en barandas de camas, lavamanos, porta sueros y otras superficies de contacto, desde 2008. Esto se debe al poder bactericida de este metal, que es capaz de eliminar hasta el 99% de los virus y bacterias que hay en las superficies donde está presente.

Las instituciones educacionales también han aprovechado este beneficio. En 2012, el Colegio José Toribio Medina de Ñuñoa (Santiago)  introdujo el cobre en las sillas que ocupan los alumnos, con el fin de controlar la presencia de enfermedades infecciosas en el recinto. Asimismo, el jardín infantil Pintacuentos, a través de una invitación de la organización ICA-Procobre, lo incluyó  en las superficies de sus mesas de trabajo, agarraderas de baño y pasamanos de las escaleras.

Gracias a su capacidad de evitar la aparición de hongos, malos olores, irritaciones e infecciones, hoy incluso encontramos calcetines hechos con fibra del metal rojo. Esta nueva prenda tiene además tecnología coolmax, que asegura mayor comodidad y rendimiento en la práctica deportiva.

Otros usos exitosos han tenido lugar en la industria acuícola: las jaulas de cobre facilitan el cultivo de especies vegetales y animales en campos de agua. Gracias a esta innovación la productividad del rubro ha mejorado y disminuyó en un 35% la mortalidad de los peces criados en los centros de cultivo.

¿Qué otros beneficios aporta el metal rojo en este sector? Se han reducido las pérdidas por ataques de lobos marinos y otros depredadores que rompen las mallas tradicionales, además entrega una mejor oxigenación al entorno marino y favorece la optimización de los alimentos, entre otros.

En la construcción, el cobre es uno de los metales más utilizados y su uso en las edificaciones ha aumentado aún más en los últimos años, ya que en esta industria ahora se privilegian aquellos materiales que promuevan la reducción de emisiones de CO2 y contribuyan a la eficiencia energética.

Hoy este metal rojo lo encontramos en instrumentos de navegación de alta precisión, sistemas eléctricos y de distribución de agua potable segura, equipos de aire acondicionado  e incluso en difusores de energía para contrarrestar los efectos telúricos y comunicación de datos. Sus aplicaciones son variadas e innovadoras, puesto que aparte de ser un buen conductor de la electricidad y calor, destaca por su flexibilidad, resistencia en términos mecánicos, así como por sus propiedades anticorrosivas y reciclables.

Y, lo más sorprendente, es que a diferencia de otros productos básicos como la energía o la comida, el cobre “no se consume”: es uno de los pocos materiales que se puede reciclar repetidamente, sin perder todas sus características.

Se estima que por los nuevos usos de este metal en el mundo, se alcanzará una demanda adicional de 500 mil toneladas al año. Sin embargo, gracias a su eficiente capacidad de reutilización, favorece la existencia de una economía más sostenible.

Fuente: vetaminera.cl