Header Expomin 2016 Prensa

Categoría: Newsletter, Noticias Congreso Expomin, Noticias Feria

Joaquín Villarino, Presidente Ejecutivo del Consejo Minero

“EXPOMIN se ha transformado en un centro de conversación, diálogo e intercambio de ideas y temáticas que giran en torno al sector minero”

Con la idea que el sector minero no es una excepción a los nuevos tiempos por la que atraviesa la mayoría de las industrias en el mundo, especialmente en una mayor capacitación del capital humano, el Presidente Ejecutivo del Consejo Minero, Joaquín Villarino, tiene una mirada optimista a este nuevo desafío que enfrenta la minería chilena.

Villarino conversó con Prensa EXPOMIN 2018 para tener una idea de los puntos que serán abordados en la Tercera Mesa Redonda Desafíos Laborales y Recursos Humanos en Minería, que se realizará en el marco de la principal feria minera de Latinoamérica como también de otros aspectos relacionados con la industria.

Uno de esos temas son los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que impulsa el Consejo Minero y que marcan la agenda de presente y futuro en el sector minero, por lo que para que tengan éxito y no queden sólo en buenas intenciones, es clave la participación del sector privado, donde la industria tiene mucho que decir.

 

1.- ¿Cuál es la importancia que tiene EXPOMIN y el Congreso Internacional que se desarrolla en el marco de la principal feria minera de Latinoamérica, para la industria minera? 

R: Esta es la principal feria latinoamericana en la industria minera y por lo tanto representa un lugar en donde se reúnen los máximos representantes del sector minero como de las personas que tienen un tipo de vinculación con el sector o que tienen que ver con el desarrollo de esta actividad.

Además, es una oportunidad tremenda para hacer negocios, pero también es una oportunidad para intercambiar ideas, para hablar del futuro de la industria, para hablar de sus problemas actuales, de los desafíos, de cómo los enfrentamos y cómo construimos respuestas conjuntamente.

La experiencia de EXPOMIN, yo diría histórica, pero sobretodo en las últimas, es tremendamente exitosa y por eso es una oportunidad que no podemos perder para participar activamente y para involucrarnos en el éxito de la misma.

 

2.- ¿Cuáles serán las principales temáticas que se van abordar en la Tercera Mesa Redonda Desafíos Laborales y Recursos Humanos en minería, jornada que usted lidera? 

R: Aunque suene a lugar común, el capital humano, las personas son la esencia, el motor, el elemento más importante de prácticamente todas las actividades industriales  y la industria minera no es la excepción.

La minería tampoco es una excepción a los cambios que está enfrentando la mayoría de las industrias en el mundo, cambios tecnológicos, y eso significa cambios de competencia, cambios de perfiles.

Entonces, la industria minera se ve enfrentada a un desafío de capital humano tremendo y la pregunta es: cómo adecuamos nuestra demanda por trabajadores a los nuevos requerimientos tecnológicos que va a tener la industria.

En ese sentido, tenemos que ser capaces de transmitir con anticipación y con precisión, quiénes son los que queremos se incorporen a la industria, con qué competencias, cómo contribuimos a la discusión con el mundo formativos para que seamos capaces de ayudarnos en la formación de quienes se van a incorporar a futuro.

Lo segundo, tenemos que hacer un trabajo tremendo para incorporar más mujeres al sector minero, ya que la incorporación de mujeres enriquece el desarrollo de cualquier actividad productiva y la minería no es una excepción, y en esto creo que hay un desafío tremendo por delante.

Cómo incorporamos jóvenes que hoy tienen requerimientos de vida laboral distintos a los que han tenido históricamente, diversos a los tradicionales de la industria minera. Creo que hay una conversación muy interesante de género, de tecnología, de juventud que van a marcar de alguna manera esta mesa sobre capital humano y desafíos laborales.

 

3.- Esta es la versión XV del Congreso Internacional de EXPOMIN. ¿Cuál ha sido el aporte que ha tenido éste en el mundo de la minería nacional? 

R: La historia demuestra que ha tenido dos aportes fundamentales: Uno ha sido desde el punto de vista de los negocios y del desarrollo económico de la actividad, ya que es una feria prestigiada internacionalmente para que exhiban los proveedores de la industria, cuáles son las innovaciones que traen, cuáles son los servicios que prestan y desde esa perspectiva es tremendamente interesante, innovadora y desafiante. Es una muy buena oportunidad para pararse a pensar y mirar qué es lo que está ocurriendo.

Segundo, otro gran aporte relevante es que se ha transformado en un centro de conversación, diálogo e intercambio de ideas, de la temática que gira en torno al sector y al contrario de lo que mucha gente piensa, no es solamente técnica minera, no es solamente geología, no es solamente minerología, ya que aquí hay muchísimos otros temas como formación, capacitación, tecnología, relacionamiento con las comunidades, diálogo, políticas públicas.

Creo que deben haber pocas actividades productivas en este país como la minería que se interrelacionen de manera tan profunda con otros campos de acción, con medio ambiente, energía, agua, capital humano, desarrollo sustentable. Además, es una industria que es muy vanguardista, por lo tanto confirmo que el Congreso EXPOMIN es una oportunidad extraordinaria para tratar todos esos temas.

 

4.- ¿Los temas que se abordan, analizan y debaten en el Congreso Internacional de la feria han tenido alguna repercusión en la industria? 

R: Sin lugar a dudas, EXPOMIN es un escenario donde se dan a conocer nuevas tecnologías y más temprano que tarde comienzan a incorporarse a la industria y se hacen más extensivas. Hemos visto algunos ejemplos de robotización, de manejo de big data que se van incorporando a la industria, por lo tanto, es un centro de exhibición y muestra de tecnologías que la industria toma.

EXPOMIN ha tenido la gracia de acoger y reunir todos los temas candentes de la industria y luego generar un debate que suele ser interesante. Hay buenos invitados, participan las autoridades públicas de cada uno de los sectores que se ven representados, participan los representantes del sector privado, de las propias compañías mineras, de los organismos gremiales, de los proveedores y luego vienen invitados internacionales que dan una mirada despolitizada que es muy interesada, profundamente técnica, con buenos antecedentes.

De esta forma se sientan las bases para búsqueda de soluciones, elaboración de políticas públicas, de desarrollo y de diálogo que enriquecen el desarrollo del sector.

 

5.- Usted ha propuesto como presidente ejecutivo del Consejo Minero, involucrarse de lleno a que los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). ¿Cómo se mejoran los procesos, acciones y gestiones que aborden cada uno de los aspectos contendidos en los ODS? 

R: Los ODS vienen a marcar una agenda de presente y de futuro. Hay un acuerdo internacional que piensa en el futuro del planeta y dice que para beneficio de la humanidad, para el desarrollo sustentable y sostenible de la humanidad, los seres humanos que habitamos el planeta debemos tomar algunas medidas, y tomemos quiere decir que los gobiernos tomen, que las personas en su vida personal tomen y que las empresas, cualquiera sea el sector, tomen.

En ese sentido, hay distintos campos de acción como el respeto a los derechos humanos, eliminar la pobreza, tener acceso a servicios básicos como el agua; el trato con equidad con las personas que trabajan.

Además, está el cuidado del medio ambiente, ya que cuando uno habla de sostenibilidad no solo está hablando del medioambiente, sino que está hablando del cuidado del ser humano íntegramente, de sus condiciones laborales, por lo que lo primero que hay que hacer para aplicar estos ODS es conocerlos y lo que hemos hecho nosotros es difundirlos a través de todos los canales de comunicación que tiene el sector.

Segundo, nos hemos involucrado activamente en la agenda del Gobierno, que está buscando establecer cuáles son los mecanismos y medidas concretas para cada uno de estos objetivos, de tal manera de poder cumplir con ellos. Esto tiene obligaciones del gobierno, de políticas públicas y también de las empresas, por lo tanto estamos en ese diálogo permanente con el Gobierno.

Tercero, estamos estableciendo una agenda de trabajo interno de tal manera que cada una de las compañías sepa cuáles son esas metas y podamos ir midiendo en el tiempo, porque un viejo dicho dice que “lo que no se mide no crece” y si no somos capaces de conocer y establecer cuál es la métrica, esos objetivos van a pasar a ser una muy bonita declaración, políticamente correcta, pero que no contribuye a un objetivo final, que es un desarrollo humano sostenible en el tiempo, que permita al final una explotación del planeta para satisfacer las necesidades actuales sin sacrificar a las generaciones futuras.

 

6.- ¿Cómo han evaluado desde el Consejo Minero lo que va de 2017 y las proyecciones para el 2018?

R: El 2017 tuvo noticias buenas y no muy buenas. Las buenas fueron los precios de los commodities, especialmente en la última parte del año, en donde ha habido un incremento del precio del cobre y de otros como el oro, el hierro, la plata, que en general no han tenido un alza tan importante como el cobre, pero en general hemos visto un precio al alza y eso es una buena noticia.

Segundo, hemos visto una preocupación por los temas centrales que hoy día generan conflicto  u obstáculos para el desarrollo, hemos visto una agenda de cara a solucionar los problemas de diálogo sustentable con las comunidades, una agenda de innovación y creo que esos son temas relevantes.

Sin embargo, hemos tenido malas noticias y esto ha llevado a que exista una reevaluación de algunas carteras de proyectos, pero también hemos visto que en otras, como la de Cochilco y la nuestra (Consejo Minero), se comienzan a incorporar algunos proyectos nuevos. Otra mala noticia para el sector fue la no aprobación de Dominga.

Hemos visto también una postergación en el tiempo de proyectos mineros como es el caso de Pascua Lama, lo cual genera mucha incertidumbre en el sector. No pueden pasar tantos años sin que se resuelvan los proyectos, por lo que la demora que hemos tenido en la obtención de permisos para la extensión de algunos proyectos es una mala noticia.

Hay una burocracia excesiva que ahoga a una industria que demanda certeza, no que le aliviane la carga desde la perspectiva de exigencias, ya que esta es una industria que está dispuesta a cumplir los más altos estándares medioambientales, laborales, sobretodo en seguridad laboral, en cierre de faenas mineras, pero necesitamos tener mayores certezas en el largo plazo.

Sin embargo, para el próximo esperamos que haya un precio sostenible tan bueno como el que estamos viendo hoy día; la aprobación de al menos uno o dos grandes proyectos mineros; que se reactiven algunos proyectos que han estado en análisis y un poco en pausa.

Además, espero que podamos consolidar algunos cambios en políticas públicas que están sobre la mesa como la Reforma al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, para lo cual existió una Comisión Presidencial en donde trabajamos por más de un año.