Header Expomin 2016 Prensa

Categoría: Información del Sector

[DF/Bloomberg] El optimismo de Codelco: la libra de cobre podría superar los US$ 4,5

Crecimiento de la economía global, especialmente la china, y el déficit harían posible ese escenario.

 

El cobre podría someter a prueba máximos récord por sobre los US$10.000 la tonelada métrica (US$ 4,53 por libra) a medida que el equilibrio entre la oferta y la demanda cambia a déficits “sustanciales” a partir de 2018, según la gigante Codelco, que entregó su perspectiva más optimista en años.

La proyección representa un cambio de rumbo para la empresa estatal chilena que corresponde a algo menos del 10% de la producción mundial de cobre. Hace apenas unos meses, el productor estaba menos optimista.

“Nuestras proyecciones muestran un aumento sostenido de los déficits y no tenemos ningún motivo, que sepamos, para cerrarlos en el futuro”, dijo el presidente del directorio de Codelco, Oscar Landerretche, en una entrevista en Londres. “Probablemente habrá presión para que el precio suba”.

Impulsados por un fuerte crecimiento económico global y una deslucida oferta, los precios del cobre a principios de este mes superaron los US$ 7.000 la tonelada por primera vez desde 2014.

Los precios subirán aún más y una escalada al máximo histórico de 2011 de US$ 10.190 la tonelada “puede ser posible” pronto, dijo Landerretche.

El cobre juega un papel clave en la economía industrial global ya que el bien básico es utilizado para todo tipo de productos desde cables eléctricos hasta equipos de aire acondicionado. También es cada vez más importante para los vehículos eléctricos. El metal es además un importante motor de la fortuna económica de los países ricos en cobre, desde Chile hasta la República Democrática del Congo.

“Es inevitable que el mercado tenga una demanda excesiva en el futuro cercano “, dijo Landerretche.”Todos los factores están ahí para que haya más demanda y no vemos más oferta. En algún punto, alguien va a salir con algo, pero puede que tome tiempo”.

Los comentarios ponen de manifiesto un creciente sentimiento alcista en momentos en que mineras, operadores e inversores se reúnen en Londres para participar en la Semana de la LME, un evento anual que incluye conferencias, reuniones con clientes y fiestas que ayudan a establecer el tono del mercado.

No obstante, algunos ejecutivos advirtieron que los precios del cobre podrían enfrentar algunos obstáculos en 2018 en tanto el gigante de las materias primas Glencore reinicia las operaciones de minas en África, mientras que el aumento de la demanda podría ralentizarse si el crecimiento económico chino se enfría después del Congreso del Partido Comunista.

Codelco planea seguir siendo conservador en sus proyecciones de precios usadas para los presupuestos internos y está enfocada en mantener bajos los costos después de un gasto excesivo en toda la industria durante el último auge, dijo Landerretche.

Creciente confianza

El ejecutivo chileno dijo que su visión sobre el mercado había cambiado de manera significativa en los últimos meses y que anteriormente se encontraba “en el lado bajista” con respecto al precio del cobre.

El cambio fue el resultado de la creciente confianza de que Beijing sería capaz de mantener bien encaminado el crecimiento económico de China a medida que la economía evoluciona, dijo Landerretche. Los escépticos han advertido que las crecientes deudas de la nación podrían desencadenar una crisis económica.

“Estaba del lado de creer que era inevitable que China debería atravesar por un momento como el de Argentina, pero parece que pueden no hacerlo”, dijo Landerretche, refiriéndose a la crisis de deuda de la nación sudamericana. “Es una muy buena noticia para nosotros”.

Además, hay menos oferta de cobre debido a que a la falta de nuevos descubrimientos cupríferos se suman producciones decrecientes en minas antiguas, incluidas las operadas por Codelco en Los Andes chilenos. Las compañías mineras han empeorado el problema del envejecimiento de las minas al reducir la inversión, dijo Landerretche.

Chuquicamata, la mina de cobre a cielo abierto más grande del mundo, es un emblema de los desafíos que enfrenta la industria. Codelco, que es dueña del activo desde la nacionalización de la industria chilena en 1971, está invirtiendo miles de millones de dólares en la construcción de una nueva mina subterránea después de haber agotado en gran medida el yacimiento de 1.000 metros de profundidad.

La sección subterránea de Chuquicamata probablemente comenzará a producir cobre a finales de 2019 o principios de 2020, dijo Landerretche. Ese es un cronograma más cauteloso que en el pasado.

“Realmente parece que va a haber algún exceso de demanda sustancial en los próximos años “, dijo.

(Fuente: DF/Bloomberg)