Header Expomin 2016 Prensa

Categoría: Información del Sector

(QUÉ PASA MINERÍA) ¿Es absurdo usar el cobre para generar innovación?

Por Patricio Meller y Joaquín Gana, investigadores de Cieplan.

La clave está en la formación de capital humano que asimile y disemine la tecnología moderna existente en el país. Una Chile Mining Academy puede ser una solución adecuada para este fin. Hay interés desde las mineras en el desarrollo de capital humano, pero se requiere de una colaboración tripartita con el gobierno y las instituciones de educación superior.

El cobre ha desempeñado un rol clave en el crecimiento y desarrollo chileno a través del triple impacto macroeconómico en la balanza de pagos, los ingresos fiscales y el ritmo de crecimiento. Hasta hace poco, eso era suficiente; pero ahora esto no basta pues en el siglo XXI el crecimiento depende crucialmente de la innovación y la tecnología moderna. Actualmente, el cobre puede desempeñar un rol adicional y crucial vinculado a la innovación tecnológica.

¿Puede el cobre contribuir a la generación de innovación tecnológica y diversificación productiva? De ser así, ¿cómo? En un trabajo reciente en Cieplan desarrollamos una propuesta de tres pilares que utiliza la minería cuprífera como una plataforma para estos fines.

Transferencia y diseminación tecnológica

Existe un mito de que los recursos naturales no utilizan tecnología moderna, ni generan innovación. La minería del cobre es el sector tecnológicamente más avanzado del país con uso de automatización, control remoto, robotización, genómica y de satélites. Codelco es líder en estos procesos.

¿Se beneficia el resto del país de la existencia y desarrollo de tecnología moderna en la minería? Poco, pues hay escasa transferencia y diseminación desde la gran minería hacia el resto de los sectores.

A nuestro juicio, la clave está en la formación de capital humano que asimile y disemine esta tecnología moderna existente en el país. Una Chile Mining Academy puede ser una solución adecuada para este fin. Hay interés por parte de las mineras en la formación de capital humano, pero se requiere ciertamente de una colaboración tripartita entre empresas, gobierno y universidades/IP/CFT para enfrentar el problema de la transferencia y diseminación tecnológica.

Generación de innovación Tecnológica

El Programa de Proveedores de Clase Mundial (PPCM) representa una forma concreta de articular el cluster minero en una lógica de innovación vía colaboración. Este programa posee las siguientes características: (i) Las grandes mineras poseen un problema productivo y externalizan su solución a los proveedores (participantes del PPCM). (ii) Las empresas proveedoras resuelven el problema y retienen la propiedad intelectual por la innovación tecnológica. (iii) Hay apoyo financiero para capital de riesgo y para el management de la empresa proveedora.

De esta forma, la empresa minera resuelve un problema tecnológico y reduce costos mientras que el proveedor aprende a generar innovación y aumenta su productividad.

Examinemos un caso de éxito del PPCM con proyección internacional. La empresa biotecnológica Aguamarina desarrolló un sistema de supresión de material particulado (MP10) en la fase del chancado. Este sistema captura el polvo mediante el principio de atracción por cargas eléctricas a través del uso de agua y un compuesto orgánico de bacterias generadas por algas. El resultado fue un uso más eficiente del agua y una disminución de 97% en la emisión de material particulado, lo cual facilita el cumplimiento de las normas de exposición al polvo para operadores y comunidades.

Es necesario lograr un doble escalamiento del programa. Primero, lograr que la empresa proveedora aumente su nivel de producción y exporte de manera exitosa. Segundo, aumentar el número de empresas participantes desde 70 a al menos 250. Para ello se requiere de mayor apoyo de las grandes empresas mineras; esto implica un respaldo de los ejecutivos y evitar el bloqueo de los mandos medios (supervisores) a las iniciativas innovadoras de las empresas proveedoras. También sería importante un apoyo financiero público al escalamiento de aquellas empresas que han logrado éxito en un desarrollo innovador.

Inserción en cadenas globales de valor

El mercado de bienes, insumos y servicios para minería en Chile asciende a US$ 3.000 millones (2007). En las faenas mineras existen 1.600 camiones operativos; los más grandes valen US$ 5 millones cada uno. Por algo Exponor es la segunda feria mundial en maquinaria y equipos para la minería. El rol de Chile en la producción mundial de cobre aumentó de 16% del total mundial en 1990 a 32% hoy. ¿Cómo es posible que en 25 años de acelerada expansión del recurso Chile no haya podido insertarse en las cadenas globales de valor de los insumos y servicios asociados a la minería del cobre?

Una solución plausible es el diseño e incentivo de políticas para favorecer el contenido local. Contrario a lo que se piensa, el espacio de política es mayor al habitualmente considerado. Según la consultora McKinsey, un 90% de los países con recursos naturales utilizan algún tipo de política de contenido local.

El uso de políticas de contenido local, bien definidas y estrechamente vinculadas a políticas de innovación, puede constituir un espacio de aprendizaje para la construcción de capacidades tecnológicas domésticas.

Si el 30% de la producción y de las reservas cupríferas están en Chile, ya es hora de que el 30% de I+D y el 30% de la maquinaria y equipos para la minería se produzca aquí.