Header Expomin 2016 Prensa

Categoría: Información del Sector

(RADIO DUNA) Joaquín Villarino, Presidente Ejecutivo del Consejo Minero: “La minería ha hecho mucho por el tema energético pero no puede echarse al hombro la solución”

Joaquín Villarino, Presidente Ejecutivo del Consejo Minero, fue invitado al Programa “Hablemos en Off” de Radio Duna, el pasado miércoles 2 de septiembre. A continuación, un extracto de la entrevista.

Cony Stipicic: La industria minera está complicada. Queremos hablar de eso y de cuánto influye en la desaceleración económica con Joaquín Villarino, Presidente Ejecutivo del Consejo Minero. ¿Cómo está? Bienvenido.

Joaquín Villarino: Bien, bien, ¿y ustedes?

Nicolás Vergara: Joaquín que tal, buenos días.

Stipicic: Me imagino que la lupa en la lectura del IPOM (Informe de Política Monetaria) se va rápidamente al tema de la desaceleración, pero ¿qué es lo que más le inquieta a la industria minera del escenario descrito ayer por el Presidente del Banco Central?

Villarino: Creo que lo que más inquieta al final es una situación del país global, en la mirada general de desaceleración que va consolidando algunas cifras que parecían momentáneas o transitorias en algún minuto. Evidentemente ya no hay brotes verdes, no hay nada verde en el horizonte…

Vergara: Salvo los cerros por la lluvia…

Villarino: Es cierto que los cerros están más verdes que nunca en esta época. Creo que el panorama es malo en general; es muy bueno que se haya sincerado, pero creo que la visión global es más bien negativa. Creo que el sector minero, que siempre se ha pensado que vive como en un mundo aparte o en una burbuja independiente, forma parte del país, y creo que aquí se han sumado dos cosas: un mal precio internacional y, en paralelo, una mala situación interna que no contribuye en nada a que vayamos saliendo en este sector hacia un mejor escenario.

Vergara: Uno podría decir si hay un sector que uno podría pensar, insisto para perpetuar el mito, qué sólo lo afecta los precios internacionales del cobre y que finalmente si hay un sector que sólo tiene efectos externos es el minero, y que la caída del sector minero claramente no es atribuible a relaciones distintas que la baja de los precios de los commodities y el fin del súper ciclo.

Villarino: No, eso no es así. Es evidente que el precio es la variable que no podemos intervenir desde la industria nacional y la minería chilena. Pero hay más o menos minería no sólo dependiendo de si hay un buen o un mal precio del cobre. Recordemos que esta es una industria de muy largo plazo, que hace inversiones que ven sus frutos después de diez años desde que se comienzan a desarrollar los proyectos; después de ocho años desde que tu comienzas un proyecto, obtienes los permisos, realizas la inversión, ejecutas el proyecto y sacas tu primer cátodo o exportas la primera tonelada de concentrado te puedes demorar ocho años, diez años. Y por lo tanto es una industria que tiene bastante resiliencia a los ciclos, está acostumbrada a los períodos cíclicos, sabe perfectamente que vamos a pasar por vacas flacas y vacas gordas y se prepara para ello. Ahora, lo que es lamentable es que en este período de vacas flacas se va consolidando una tendencia, uno y dos, se van consolidando una serie de indicadores internos que no son muy positivos a efectos de prepararse para un nuevo período de bonanza. Por qué Chile pudo, y la industria minera pudo, recoger en período de altos precios del cobre… estaba mirando yo cuánto recaudó el fisco en los últimos diez años. Fíjate que hay períodos del gobierno anterior de la Presidenta Bachelet en que se llegó al aporte de la minería a cerca de US$ 14.000 millones; el año pasado fueron US$ 4.000 millones y este año probablemente no superemos los US$ 2.500 millones si es que Codelco el primer semestre aportó US$ 887.000 y se ve que el segundo semestre no nos deberíamos mover. Entonces, yo te diría, en este período de vacas flacas lo que debiéramos estar nosotros viendo es una preparación para volver a recoger cuando hay vacas gordas, pero no vemos ningún nuevo proyecto y eso no se debe, necesariamente a un mal precio. Se debe a que hay un mal ambiente interno.

Stipicic: Ahora, veníamos con una situación anterior también, sólo es otra noticia mala más, el escenario, el tema energético está también siendo muy condicionante de la situación y eso se arrastra desde hace varios años…

Villarino: Creo que el punto es bueno Cony. En esto quiero ser súper claro: nosotros en el Consejo Minero venimos levantando este punto hace tres años. No quiero demonizar a este gobierno para dejar las cosas claras, respecto de la situación por la que atraviesa la minería desde el punto de vista interno. Hay una serie de factores que vienen teniendo problemas de larga data y que han estado mal solucionados. Entre ellos está el tema de energía, el acceso al agua, la baja productividad, la conflictividad, la judicialización, acompañado lamentablemente de una baja de la ley del mineral, que hace que en este país sea más costoso producir una tonelada de cobre. Pero aquí se han  mezclado las cosas y creo que no se han tomado las medidas a tiempo…

Stipicic: ¿En ninguna de estas cosas que estás describiendo?

Villarino: En ninguna de ellas se ha reaccionado a tiempo y creo que la industria ha reaccionado incluso antes. Ahora todo el mundo entró en pánico porque el diario nos bombardea con el precio spot de la libra de cobre, pero la industria comenzó a apretar sus costos hace dos años. Piensa tu que ya el año pasado y el antepasado, venía cayendo el aporte… El país no tiene mucha conciencia de que la industria es susceptible de paralizarse y tener estos problemas. Y uno lo ve en la reacción de los contratistas, por ejemplo. Es notable la reacción que ha tenido la CTC (Confederación de Trabajadores del Cobre) en la negociación con las empresas contratistas y que Codelco ha estado mediando. Es no ver…

Stipicic: Es no entender nada…

Villarino: Es no entender nada, no leer un diario, no mirar una cifra, es no ver que hay empresas mineras grandes, internacionales que están paralizando parcialmente sus faenas, etc. Creo que aquí se cree siempre que la minería aguanta todo: hay que reconstruir, péguenle a la minería con un royalty; innovación, péguenle a la minería con otro royalty… Y vamos subiendo al final los costos dólar a dólar y al final llega un minuto en que baja el precio… y hoy en día tenemos unos costos de producción… el costo al final de inversión que se necesita para producir una tonelada de cobre es cinco veces el que existía hace diez años: de US$ 4.000 nos fuimos a US$ 20.000.

Stipicic: Conversamos con el Presidente del Consejo Minero Joaquín Villarino…

Vergara: En esa misma línea, eso es lo interesante ver, por qué se produjo. Me tocó ayer ver un vídeo que preparó la gente de Econsult, en que aparece Eduardo Aninat (Ministro de Hacienda entre 1994-1999 y ex subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional entre 1999 y 2003), recordando que en el período de Eduardo Frei Ruiz-Tagle el precio medio del cobre había sido de 53 centavos. Entonces hoy en día, cuando casi tocamos los cuatro, cuando hoy en día estamos hablando de 3,5 veces esos 53 centavos, por qué, entonces, hoy día la industria no tiene capacidad para adaptarse.

Villarino: No lo que pasa es hoy en día tenemos unos costos de producción que quintuplican…

Vergara: De acuerdo, pero esos son costos por qué, ¿sólo porque el mineral se puso más difícil de extraer y con más baja ley? ¿O por reformas estructurales?

Villarino: Creo que hay un conjunto de temas. Hay un tema energético; es evidente que hoy tenemos un costo más alto de la energía y salir de eso va a tomar tiempo y eso no depende de la minería. La minería ha hecho mucho por el tema energético, pero no se puede echar al hombro la solución al problema energético del país como algunos pretenden. En el tema del acceso al agua…

Vergara: ¿No puede o no debe?

Villarino: No puede ni debe.

Vergara: ¿Por qué?

Villarino: Aquí existen muchísimas razones para no hacerse cargo del asunto. Imagínate además que la minería fuera un actor principal en la generación eléctrica o un player importante en la generación eléctrica, se produce un problema económico relevante. Segundo, no es su expertise. Tercero, tu lo que no le puedes pedir a la minería es que, al final, se transforme en una industria que autosatisfaga todas sus necesidades porque eso la desprende del tejido nacional de manera notable.

Vergara: No puedo estar más de acuerdo con el concepto, pero me quiero poner en la lógica de abogado del diablo porque si tenemos una industria que en términos de los recursos hídricos, genera una tensión sobre los recursos hídricos brutales, al extremo de que se la acusa, en algunos casos infundadamente porque probablemente es la sequía la mayor responsable, pero se le acusa de agotar cuencas. Cuando nos encontramos que los impactos ambientales son muy fuertes, entonces, ¿que esa industria se “autogenere” y sea capaz de compensar esos efectos no es algo deseable?

Stipicic: Visto desde la lógica desde afuera, además, el problema lo tienen ustedes.

Vergara: Claro…

Stipicic: Soluciónenlo ustedes mismos…

Vergara: Poniéndolo muy en simple…

Stipicic: Muy en simple…

Villarino: A ver, aquí son varias cosas. La primera, la industria minera no consume más del 5% del total del agua del país, según estudios que no sólo ha hecho el Consejo Minero, sino emanan de información de la Dirección General de Aguas.

Vergara: Si pero en zonas en que hay muy poca agua…

Villarino: Del total, no consume más del 5% del país; es la única industria del país que ha transparentado el consumo total, que reutiliza más del 78% del agua, que además incorpora agua desalinizada y agua de mar en sus procesos. Es decir, respecto al agua, ha hecho la tarea muy bien y en la zona norte no supera el 10% en las zonas mineras. Y es falso que sea la que ha secado las cuencas; eso es un mito urbano, lamentablemente…

Stipicic: Y en el caso de la energía Joaquín si hay un alto porcentaje de consumo…

Villarino: Vamos al tema energético…

Vergara: Pero estabas terminando el tema del agua…

Villarino: En el tema del agua, la minería ha ido solucionando, satisfaciendo sus problemas de agua a través de la reutilización, la eficiencia en el consumo del recurso hídrico, la utilización de agua de mar, la desalinización propiamente tal, y además es la única industria que tiene, en el norte especialmente, una vigilancia de una serie de organismos que están permanentemente viendo si se cumple o no con estudios de impacto ambiental. La actividad agrícola que utiliza más del 80% del recurso hídrico el país no pasa por estudios de impacto ambiental, ni está sometida a estreses de eficiencia en el uso del recurso hídrico como está la minería. Entonces, hay que tener cuidado cuando uno se hace eco de este tema; el desierto más árido del mundo no lo secó la minería y la desertificación ha ido avanzando no por culpa de la minería, sino que por el cambio climático.

En el tema del consumo energético, es verdad que la minería es un gran consumidor de energía; consume aproximadamente el 30% del total de la generación. ¿Cómo lo paga? Bueno, la industria minera paga las inversiones en energía pagando las cuentas de su consumo. De hecho, ha habido una falta de competencia tal que ha tenido que involucrarse en el desarrollo de algunos proyectos. Ahí vemos el caso de la Central Kelar, el caso de HP, el caso de Alto Maipo, que también ha intervenido el grupo Antofagasta Minerals. Es decir, también ha ido a invertir en el desarrollo. Lo que no se le puede pedir a la minería es que se ponga a desarrollar proyectos. Cómo paga la minería, la minería paga comprando la energía a quienes son los desarrolladores que corresponde, pero no le pidan que, además, se ponga a desarrollar proyectos. No tiene mucho sentido si al final (de) dónde viene o cómo financia el desarrollo energético, lo financia a través del pago del consumo energético. Pero dense cuenta que venimos cosechando lo que hemos venido sembrando en los últimos años. Si es que no hubieran bajado (proyecto) Barrancones, si no hubiesen dejado sin efecto (central) Castilla, si no le hubiesen puesto problemas a (proyecto central) Punta Alcalde, si es que no hubieran paralizado las centrales del sur, hoy día tendríamos energía más barata, tendríamos al menos proyectos en construcción, tendríamos más de 25.000 puestos de trabajo…

Escuche el resto de la entrevista en el siguiente link: